BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

jueves, 26 de enero de 2017

SANGRE Y ROSAS


TITULO ORIGINAL: Et mourir de plaisir
TITULOS EN ESPAÑA: Sangre y rosas / Sangre de rosas
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1960
DIRECTOR: Roger Vadim
REPARTO: Mel Ferrer, Elsa Martinelli, Annette Stroyberg, Alberto Bonucci, René-Jean Chauffard, Gabriella Farinon, Serge Marquand

SINOPSIS: El conde Leopoldo De Karnstein está a punto de casarse con su prometida Georgia, por lo cual en su castillo de Italia se reúne un grupo de invitados, entre los cuales se encuentra su prima Carmilla, procedente de Austria. En la región se cuenta la leyenda de que los antecesores de los Karnstein fueron vampiros, pero fueron destruidos todos salvo Mircalla, que es el vivo retrato de Carmilla. Durante un espectáculo de fuegos artificiales, la cripta donde yace Mircalla es abierta por una explosión, y Carmilla entra en ella…

COMENTARIO: Roger Vadim nació en 1928 en París, Francia, y en realidad su nombre completo es Roger Vladimir Igorevich Plemyannikov. Su padre Igor Nikolaevich Plemyannikov era un aristócrata nacido en Kiev y su madre Marie-Antoinette Ardilouse, una actriz francesa. Pero lo que más nos interesa a nosotros es su vida cinematográfica que comienza en 1956. Con tan solo 28 años Vadim dirige su opera prima titulada Y Dios creó a la mujer, protagonizada por una joven llamada Brigitte Bardot. Más tarde Vadim nos dejaría títulos como Barbarella (1968) o Si Don Juan fuese mujer (1973) y participaría en uno de los episodios de la magnífica Historias extraordinarias (1968).

Sangre y rosas es el título para la emisión televisiva en España de esta pequeña joya titulada originalmente Et mourir de plaisir. Está basada en la novela Carmilla, escrita por Sheridan Le Fanu, de la cual se han hecho otras adaptaciones cinematográficas, siendo sin duda las más conocidas la trilogía de la Hammer realizada al comienzo de los 70: Las amantes del vampiro (1970), Lujuria para un vampiro (1971) y Drácula y las mellizas (1971). Pero no debemos olvidar esa maravilla realizada en 1932 por Carl Theodor Dreyer y titulada Vampyr.

Vadim nos obsequia con una película mucho más "light" que las nombradas, apenas nos muestra imágenes fuertes, cuando sale un ataque de la vampira la imagen se vuelve en blanco y negro y solo se ve en rojo la sangre. Se nos insinúa más que se nos muestra, tenemos cierto clímax sexual y de lesbianismo, pero solo se nos muestra una escena donde Carmilla besa en los labios a su deseada víctima. Y al contrario de lo que es usual en los vampiros, Carmilla puede pasear a la luz del día (pese a que dice en una escena que el sol le quema) y su imagen se refleja en los espejos, al final no descubrimos si los ajos la repelen o no, ni tampoco tenemos necesidad de averiguar si para matarla hay que clavarle una estaca en el corazón.

No revelare el final, pero queda bastante bien. La banda sonora resulta aceptable, las actuaciones correctas encabezadas por Mel Ferrer y Annette Stroyberg en el papel de Carmilla y la película en líneas generales resulta agradable, aunque defraudara a quien espere demasiado terror. Poco más de 75 minutos para esta pequeña joyita de Roger Vadim.

No hay comentarios:

Publicar un comentario