BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

miércoles, 20 de julio de 2016

CÁRCEL DE MUJERES


TITULO ORIGINAL: Prigione di donne
TITULO EN ESPAÑA: Cárcel de mujeres
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1974
DIRECTOR: Brunello Rondi
REPARTO: Martine Brochard, Marilú Tolo, Erna Schurer, Katie Christine, Cristina Galbó, Isabelle De Valvert, Aliza Adar, Luciana Turina, Maria Pia Conte, Corrado Gaipa

SINOPSIS: Durante su estancia en Roma en la que está estudiando, Martine es apresada en una redada anti-droga. Ella solo se había acercado a un grupo de hippies por curiosidad, pero uno de estos, para librarse de su problema, le mete en el bolsillo a la chica una bolsita con droga. Martine acaba con sus huesos en la cárcel, esperando que el problema se resuelva…

COMENTARIO: Estamos ante la décima película dirigida por el reputado guionista Brunello Rondi. El lombardo “solo” dirigió trece largometrajes en una veintena de años, algunos de ellos ya han salido en este blog, y no podía faltar escribir unas líneas sobre esta incursión en ese género que tantas alegrías nos ha dado a los que amamos este cine, el denominado por los anglosajones como Women In Prison.

En el reparto nos encontramos muchos rostros conocidos del cinema-bis europeo. La francesa Martine Brochard, las italianas Erna Schurer, Marilú Tolo y la holandesa Katia Christine son las presas y protagonistas principales, pero también nos encontramos con sorpresas como la madrileña Cristina Galbó haciendo de monja o el habitual Corrado Gaipa en el papel de magistrado.

La trama nos cuenta la historia de Martine, una chica joven que se encuentra en el sitio inadecuado en el momento de una redada. Detenida por posesión de drogas acaba en la cárcel, un sitio donde padecerá abusos, conocerá a chicas que, pese a estar allí no son malas, y se las verá con alguna que es un mal elemento, así como con la dirección del presidio y las guardianas que trabajan en él. Veremos critica al sistema y a la iglesia. En la prisión, regentada por monjas, asistiremos por ejemplo a una escena en la que se produce un altercado. Estas ciervas del señor, en lugar de parar un pequeño lio entre reclusas y guardianas, empiezan a rezar más fuerte, mirando para otro lado.

No faltan los típicos tópicos de este tipo de películas. Tenemos las inevitables escenas de revisión médica, con inspección vaginal y anal a una recién llegada Martine, las escenas en las duchas donde todas se lavan juntas frotándose y rozándose, y provocando las iras de una joven monja, así como las peleas en el patio o el comedor. Y no falta la rebelión de las presas, que provoca la intervención policial y la presencia del periodismo ávido de violencia para dar a sus televidentes o lectores.

En resumen, buena película, con mucha crítica y no tan explícita como otras películas de mujeres en prisión. En nuestro país fue editada en video por la casa Española de Vídeo con una duración de 83 minutos aproximadamente. La misma duración de un pase de la televisión italiana, sin embargo, he visto datos de un DVD que dura 87, y en IMDB se indica que existe una versión de 95 minutos.

Frases publicitarias:
- La revuelta de unas mujeres contra la represión extremada del sistema carcelario actual.
- Tras ser destruida espiritual y corporalmente… fue declarada inocente.
- Sufrió injustamente en su propia carne, toda la represión y el vicio que la rodeaba en la prisión.

sábado, 9 de julio de 2016

LOS NORMANDOS


TITULO ORIGINAL: I normanni
TITULO EN ESPAÑA: Los normandos
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1962
DIRECTOR: Giuseppe Vari
REPARTO: Cameron Mitchell, Geneviéve Grad, Ettore Manni, Philippe Hersent, Piero Lulli, Paul Muller, Franca Bettoia, Raf Baldassarre

SINOPSIS: En el siglo IX algunas tribus normandas dejan de recorrer los mares y se establecen en condado inglés de Anglon. Wilfredo, un barón sajón, en el intento de tener en sus manos la corona y también a la joven reina, primero captura al rey Dagoberto y luego hace creer que los normandos le han matado.

COMENTARIO: Tras los títulos de crédito y asistir a la escena del ataque de un barco de normandos a un navío inglés, una voz en off nos indica lo siguiente: “A comienzos del siglo IX, alguna de las tribus normandas puso fin a la piratería en los mares del norte de Europa. Dejaron la violencia y las matanzas, y se establecieron en tierras inglesas. Una de las primeras tribus que quiso la paz fue la de Olaf, que encontraron hospitalidad en las tierras del Conde D´Anglond, fiel aliado del Rey Dagoberto que a la sazón gobernaba uno de los estados de los siete en los que estaba dividida Inglaterra”.

Con esas premisas nos metemos en una historia que sigue las pautas del cine de aventuras con vikingos, en ella no faltan las luchas con espada, pero también tenemos intrigas palaciegas que se centran en el intento del barón de turno por quitar de en medio al rey Dagoberto, casarse con su esposa y apropiarse del reino. Para ello secuestran al rey a la vuelta de un viaje del monarca y se apropian del botín que este traslada. La culpa se la echan a los normandos, además de a un duque llamado Wilfredo. Evidentemente estos no se quedarán de brazos cruzados e intentarán demostrar su inocencia y acabar con los planes del barón.

No falta la parte sentimental en la historia, y es que en aquella primera escena de los barcos veremos a una niña de la que luego descubriremos que sobrevivió al asalto, siendo esencial luego en la trama. Escena que al parecer es reciclada de la película La furia de los vikingos (Gli invasori - Mario Bava, 1961).

Giuseppe Vari, director de cerca de una treintena de películas entre las que se hayan títulos como Roma contra Roma (1964), Reza al muerto, mata al vivo (1971) o Perfecta estrategia criminal (1972), consigue realizar un film que no llega a ser un clásico del género, pero que resulta de lo más entretenido para quienes adoramos este tipo de cine. La cinta dura algo menos de noventa minutos, que se pasan volando gracias a un buen reparto encabezado por Cameron Mitchell, con escenas potentes y una buena ambientación tanto de interiores, en el castillo y mazmorras de este, como exteriores, destacando las que se viven en el poblado normando y los bosques de la región.