BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

lunes, 28 de diciembre de 2015

EL CONQUISTADOR DE LA ATLÁNTIDA


TITULO ORIGINAL: Il conquistatore di Atlantide
TITULO EN ESPAÑA: El conquistador de la Atlántida
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1965
DIRECTOR: Alfonso Brescia
REPARTO: Kirk Morris, Luciana Gilli, Piero Lulli, Hélène Chanel, Andrea Scotti, Mahmoud El-Sabbaa, Fortunato Arena, Livia Rossetti, Mohammed Tawfik, Caterina Trentini

SINOPSIS: Tras naufragar en las costas del África arábiga, Heracles se ve inmerso en las disputas entre dos tribus del desierto. Dispuesto a poner fin al conflicto, Heracles decide investigar sus orígenes, descubriendo que los verdaderos responsables de los distintos ataques a uno y otro clan son, en realidad, los pobladores de la mítica Atlántida, cuya ubicación se encuentra oculta en las inmediaciones de la zona.

COMENTARIO: Tercera película como director de Alfonso Brescia, y tercera incursión en el péplum y derivados, aunque en esta ocasión tenemos toques de cine fantástico, de aventuras e incluso hasta de ciencia ficción. Nos encontramos ante una producción entre Italia y Egipto que cuenta con el protagonismo de Kirk Morris, seudónimo del actor Adriano Bellini, a quien podemos ver en bastantes péplums rodados en la década de los sesenta.

También destacan en el reparto Luciana Gilli, vista en una veintena de títulos de la época, y Piero Lulli, actor que si tiene un historial amplísimo, con un centenar largo de papeles en su carrera lo podemos ver en películas de toda índole y categoría. Además nos encontramos con diversos actores de origen egipcio, en papeles pequeños o secundarios.

La trama no está nada mal, empieza como la típica película de aventuras en el desierto para irse adentrando en el terreno del péplum, hasta que nuestros protagonistas descubren que tras las eternas peleas de dos tribus se encuentran nada más y nada menos que los habitantes de la Atlántida. Nos encontraremos con un grupo de hombres de bronce, y nuestros forzudos amigos necesitaran algo más que su fuerza bruta para vencerles.

No faltan los científicos locos, las amazonas, las continuas peleas y peligros, y elementos fantásticos propios de la ciencia ficción. Probablemente hecha con pocos medios y aprovechando los espacios naturales, la película resulta bastante entretenida, lo que nos demuestra una vez más que la imaginación hizo mucho por este tipo de cine que tanto nos gusta.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

FREDY, EL CROUPIER


TITULO ORIGINAL: Fredy, el croupier
TITULO EN ESPAÑA: Fredy, el croupier
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1982
DIRECTOR: Álvaro Sáenz de Heredia
REPARTO: Javier Elorrieta, Jaime Adalid, Ana Obregón, Ricardo Palacios, Pilar Alcón, José Luis Chinchilla, Adriano Domínguez, Mabel Escaño, Fernando Sancho, Bigote Arrocet

SINOPSIS: Abril 1977. Se acaba de legalizar el juego en España, pero Madrid sigue sin Casino. La gente juega en garitos al margen de la ley. El padre de Fredy, propietario de un club de juego es asesinado por un mafioso apodado "El Calvo", quien saquea el local y deja a Fredy malherido.

COMENTARIO: Álvaro Sáenz de Heredia nace en Madrid y tras estudiar derecho y marketing se decanta por el terreno audiovisual. En 1982 funda Producciones A.S.H. Films S.A. y empieza a dirigir largometrajes de los que es normalmente guionista, y productor en algunos de ellos. Tras una primera década (la de los 80) en los que dirige tres films; Fredy, el croupier es su ópera prima, La hoz y el Martínez (1985) y Policía (1987), empieza a dirigir una serie de títulos que, aunque he de reconocer que he visto en su momento, no pasaran a la historia por su calidad ni por ser joyas del séptimo arte, empezando por Aquí huele a muerto... (1990) y El robobo de la jojoya (1991) donde el dúo humorístico Martes y 13 eran los protagonistas, hasta tres largometrajes protagonizados por Chiquito de la Calzada, para llegar a dirigir más tarde episodios para la televisión de la serie Ana y los siete.

Creo que es mejor que corramos un tupido velo y volvamos a Fredy, el croupier. Primera curiosidad, en multitud de sitios la película consta con el nombre de Freddy, el croupier y sin embargo en la edición de vídeo Fredy consta con una sola "D". La película comienza de una forma bruta, con el asalto de un mafioso y sus hombres a un local ilegal de juego, lo destrozan, matan al dueño, le rompen las manos al pianista y dejan malherido al hijo del dueño, o sea a Fredy.

La parte intermedia de la película nos va mostrando a Fredy recuperado y que se junta con un antiguo hombre de confianza de su padre, los dos se dirigen a la costa con la idea de dar un golpe en un Casino y llevarse un buen montón de dinero, la idea de Fredy es conseguir dinero para contratar a un sicario que mate a "El Calvo" (mafioso que mato a su padre). Por el camino la pareja ira engañando a diversas personas para conseguir algo de dinero con el que tirar hacia adelante, aquí veremos al bueno de Fernando Sancho en el papel de párroco tramposo o a Bigote Arrocet como un tipo al que su mujer le "pone los cuernos". Paralelamente veremos la historia del pianista enganchado a la heroína y su novia (Ana Obregón).

En la parte final nuestros protagonistas se juntan para dar el golpe juntos, claro que por la zona anda "El Calvo" y todo se complicara. Lo mejor es esta parte del film, con brutalidad, secuestros, persecuciones y disparos. Un buen final para una película entretenida, no es que sea una joya pero si merece un visionado.


sábado, 12 de diciembre de 2015

CANTERBURY PROHIBIDO / LA CIUDAD DE LOS VICIOS


TITULO ORIGINAL: Canterbury proibito
TITULOS EN ESPAÑA: Canterbury prohibido / La ciudad de los vicios
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1972
DIRECTOR: Italo Alfaro
REPARTO: Rosita Torosh, Femi Benussi, Magda Konopka, Patrizia Viotti, Rosemarie Lindt, Enza Sbordone, Emilio Bonucci, Gino Pagnani, Remo Capitani, Mario Carrara

SINOPSIS: Recorriendo en romería el camino que les va a llevar a Canterbury, personajes tan dispares como una monja y un molinero, o un fraile y un rico hacendado cuentan diversas historias, a cuál más picara y que hacen las delicias de los romeros.

COMENTARIO: A raíz del éxito de El Decamerón (1971), Los cuentos de Canterbury (1972) y Las 1001 noches (1974), trilogía dirigida por Pier Paolo Pasolini, surgieron un buen número de títulos en Italia que copiaban aquellas con mejor o peor suerte.

Italo Alfaro nació en Florencia en 1928, y murió muy joven, con tan solo 51 años. Empezó dirigiendo productos para la televisión y acabo realizando media docena de largometrajes, siendo los más conocidos los dos que hizo en 1972, ambos ambientados en la época medieval; Decamerón 3 (Las más atrevidas historias de Bocaccio) y esta Canterbury prohibido.

La película es muy típica, y no aporta gran cosa a ese peculiar sub-genero. En esta ocasión el punto de partida lo tenemos en una taberna, gente de distinta índole se encuentran allí descansando y hablando del camino que les falta para llegar a la abadía de Canterbury, encabezados por el mesonero acuerdan ir contando historias picaras por el camino, para hacer este más agradable y entretenido.

Así que iremos viendo distintas historias cortas con el sexo y la picaresca como denominador común. La de una chica un poco tonta a la que hacen creer que los animales que va a vender tienen poco valor, para acabar teniendo relaciones con ella. La de la mujer que aprovecha el viaje de su viejo marido para citarse con tres hombres a distintas horas de la noche, y tendrá problemas cuando todos se presenten a la misma hora. La de una mujer casada que esconde a su amante y que es descubierta por su cuñada, por lo que tendrá que compartir al galán…

El mayor interés de la cinta es ver los desnudos de cada historia, en las que nos encontramos con actrices como Femi Benussi o Magda Konopka. Por lo demás tenemos algún que otro enredo simpático, que logra hacernos reír. Sin ser de lo mejor del género, resulta entretenida.

domingo, 6 de diciembre de 2015

DÍA TRAS DÍA DESESPERADAMENTE


TITULO ORIGINAL: Giorno per giorno disperatamente
TITULO EN ESPAÑA: Día tras día desesperadamente
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1961
DIRECTOR: Alfredo Giannetti
REPARTO: Nino Castelnuovo, Tomas Milian, Madeleine Robinson, Tino Carraro, Franca Bettoia, Riccardo Garrone, Mario Scaccia, Lino Troisi, Marcella Rovena

SINOPSIS: La familia Dominici vive en constante estado de angustia e impotencia. Darío, uno de los dos jóvenes hijos del matrimonio sufre frecuentes neurosis que obligan a periódicos ingresos en el manicomio. La férrea presión materna está en el origen de la situación. Gabriele, el otro hijo, es obligado a vivir por y para su hermano, mientras que el padre, sastre de profesión, no sabe ya cómo conseguir el dinero para ayudar a Darío y al resto de la familia.

COMENTARIO: Opera prima de Alfredo Giannetti como director, nacido y fallecido en Roma (1924-1995). Bajo su dirección conozco El bandido de los ojos azules de 1982, protagonizada por Franco Nero, en el IMDB no constan otros títulos en español y dudo que mucho más dirigido por Giannetti haya llegado a ser editado en vídeo o emitido en alguna televisión española, quizás me equivoque en esta apreciación personal, ojala fuera así, porque estamos ante una película maravillosa, me ha gustado muchísimo. Como guionista, Giannetti tiene en su historial un buen número de perlas, que van desde El ferroviario (1956), El hombre de paja (1958) o Un maldito embrollo (1959) hasta Divorcio a la italiana (1961) o Las hijas del Cid (1962).

En cuanto a la película no es que la historia sea la mejor del mundo, se trata de un melodrama que se podría englobar dentro del neorrealismo. En la película nos cuentan la historia cotidiana de una familia normal y corriente. El padre, sastre de profesión, decidió un buen día dejar el sitio donde trabajaba y montar su propio negocio, la cosa no va bien, el hombre va sacando dinero para el día a día y para vivir sin ningún lujo, si no fuera por unos cuantos clientes habituales el negocio ya tendría que haber cerrado. La madre, ama de casa, vive para sus labores, preparar la comida, hacer la compra y sobre todo cuidar de su hijo de 22 años Darío.

Darío es el personaje donde se centra casi toda la trama, desde pequeño su madre le inculco que debía estudiar más que nadie, que era el mejor y que llegaría lejos, quizás con la esperanza de que Darío les sacara de esa vida cotidiana y con pocos recursos, hasta que un día algo cambio en su cabeza, provocando que cada cierto tiempo le den ataques neuróticos, la locura y el descontrol entrando en su mente y cuerpo la locura y el descontrol, debiendo ser ingresado en un manicomio, pero en otros momentos es lucido, recuerdas sus tiempos de estudiante, a sus compañeros y profesores. El hijo mayor, mientras tanto, ha acabado sus estudios hace poco y busca un empleo que no parece llegar nunca. El tener que estar pendiente de su hermano a cada momento ira haciendo mella en él.

Actuaciones maravillosas de todos los actores encarnando a sus respectivos personajes, sobre todo de Tomas Milian en papel de joven desequilibrado, uno de los primeros papeles de este grandioso actor nacido en La Habana y que llena la pantalla con su actuación y como digo no se quedan atrás ninguno de los protagonistas ni tampoco de los secundarios. Estupendo Nino Castelnuovo, quien debutara en Un maldito embrollo de Pietro Germi, Madeleine Robinson, de origen francés, ya trabajaba desde mediados de la década de los 30, y esta genial en el papel de madre que no quiere tirar por la borda la vida de su hijo y que le apoya, a pesar del maltrato psicológico, y a veces físico, de este hacia ella y Tino Carraro, que esta fantástico en el papel de padre que hace lo que puede por su familia.

En definitiva, una historia conmovedora y triste, en algunos momentos cómica pero sin entrar en la burla ni el chiste fácil, con un final nada feliz y una buena banda sonora. La película fue emitida por la segunda cadena de televisión española en abril del 2000 a eso de las cuatro de la madrugada, pasando desapercibida para la mayoría de la gente, pero afortunadamente no para todos...