BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

viernes, 26 de septiembre de 2014

EL EROTÓMANO


TITULO ORIGINAL: L'erotomane
TITULO EN ESPAÑA: El erotómano
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1974
DIRECTOR: Marco Vicario
REPARTO: Gastone Moschin, Janet Agren, Isabella Biagini, Milena Vukotic, Neda Arneric, Silvia Dionisio, Paola Senatore

SINOPSIS: Un magnate del petróleo italiano padece severas disfunciones sexuales, un psiquiatra le aconseja que vea a su amante y a su mujer practicar el sexo con otros hombres...

COMENTARIO: Marco Vicario nace en Roma en 1925, fue actor, productor, guionista y director. Se mantuvo en el mundo de la interpretación durante la década de los 50, embarcándose en la dirección en 1964, su opera prima se tituló Horas desnudas y realiza una decena de títulos hasta que en 1982 rueda su último film, titulado Scusa se é poco. Como director sus títulos más conocidos y apreciados son Siete hombres de oro (1965) y El gran golpe de los siete hombres de oro (1966).

El erotómano es una comedia que mezcla los elementos más típicos de la vertiente sexy del género con la sátira y la critica a las altas esferas. Me he recordado en cierto modo a la película A su excelencia le gustan las mujeres (Lucio Fulci), pero en esta ocasión el protagonista, en lugar de ser un futuro gobernante, es el presidente de una asociación dedicada al negocio del petróleo.

La historia es simple, tras alcanzar la presidencia a Rodolfo Persichetti le empieza a ir mal sexualmente hablando, de mantener relaciones cada día tanto con su mujer como con su amante pasa a no poder hacer nada en la cama, esto le hará visitar a un psicólogo que indagara en su vida buscando los motivos de su desgracia…

Contamos con un divertido Gastone Moschin en el papel protagonista, al que acompañan las guapas Janet Agren, Silvia Dionisio o Paola Senatore, que nos obsequian con continuos desnudos y escenas de lo más divertidas, sobre todo en la parte final de la película. Poco más que contar, película divertida donde las haya.

viernes, 19 de septiembre de 2014

GRAN GOLPE DE NIZA


TITULO ORIGINAL: L'assalto al centro nucleare
TITULO EN ESPAÑA: Gran golpe de Niza
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1967
DIRECTOR: Mario Caiano
REPARTO: Frank Wolff, Rossella Como, Giampeiro Albertini, Claudio Gora, Gérard Landry, Toni Ucci, Isabella Biancini, Jesús Puente, Luigi Radaelli

SINOPSIS: Paul Lefévre es un ladrón con mucha fama, sus trabajos son rápidos y en ellos no resulta muerto nadie, pero en el último que hizo hubo un fallo y fue capturado. Tras cuatro años en prisión, y nada más salir a la calle, lo espera una joven, que lo lleva hasta su jefe, este le propone un gran robo, por el que obtendrán un millón de dólares, y pese a que Paul no está por la labor de volver a robar, la cifra y la promesa de que tendrá las manos libres para organizarlo todo a su antojo, hacen que finalmente acepte.

COMENTARIO: Nacido en 1933, al italiano Mario Caiano le dio muy pronto por el mundo del cine, mientras estudiaba filosofía en la Universidad empezó a trabajar como aprendiz, como asistente del director principal de diversos films o escribiendo algún guion. Trabaja con Sergio Grieco, Riccardo Freda o Camilo Mastrocinque, y debuta como director en 1962 con Ulisse contro Ercole. Se mantendría dirigiendo durante cuarenta años, realizando casi medio centenar de trabajos entre películas y series de televisión.

Como buen currante que fue, toco todos los géneros que suelen aparecer en este blog, desde el péplum al eurowestern pasando por el horror gótico, el giallo o la comedia. El caso que nos ocupa entraría de lleno en esas películas cuya trama principal es el robo o atraco de un lugar, como un Banco, oficina del Gobierno o cualquier sitio similar, donde hay un gran botín en forma de dinero. Aunque también tenemos muchos toques cómicos en la historia.

Estamos ante una co-producción entre España e Italia, con un reparto variopinto en el que destaca Frank Wolff en el papel principal y nuestro querido Jesús Puente. Y como digo, se trata de una película donde el atraco es lo principal, pero impregnado todo de un humor bastante simpático, como el uso de un cañón para abrir una pared o las escenas continuas del personaje llamado “Cero”, destacando la escena donde este se queda atrapado en una plancha de metal o la vivida junto a la pareja de policías.

Película muy entretenida, noventa minutos ideales para pasar un buen rato, sin esperar una obra magna, no es desde luego la mejor película de Mario Caiano, pero merece perder el tiempo con ella.

viernes, 12 de septiembre de 2014

EL MÉDIUM


TITULO ORIGINAL: Il medium
TITULO EN ESPAÑA: El médium
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1980
DIRECTOR: Silvio Amadio
REPARTO: Andrea Aureli, Martine Brochard, Achille Brugnini, Sherry Buchanan, Mirko Ellis, Philippe Leroy

SINOPSIS: Un famoso compositor americano, viudo, viaja a Italia para participar en un importante festival. Le acompaña su hijo de 10 años. Alquila una casa en Roma y toma los servicios de una institutriz para cuidar a su hijo. Éste, al poco tiempo de estar en Roma, empieza a comportarse de forma extraña y habla de amistades con extraños "invitados" que vienen a visitarle. Ante esto, el padre pide ayuda a un famoso médium. Éste descubre que sobre el niño alguien está urdiendo un siniestro complot...

COMENTARIO: Silvio Amadio (1926-1995) fue otro de los muchos directores que abarcaron los principales géneros cinematográficos que estuvieran de moda sobre todo durante las décadas de los sesenta y setenta, El monstruo de Creta (1960) dentro del péplum, los giallos El secreto de Bill North (1965) y Alla ricerca del piacere (1972), eurowesterns como Por mil dólares al día (1966) o dramas como Desesperadamente el verano pasado (1970) son buenos ejemplos de su buen hacer. Además contribuyo en el guion de buena parte de sus películas.

El médium nos cuenta la historia de un compositor y su hijo, quienes se trasladan a una casa de Roma donde empiezan a tener experiencias paranormales, muebles que se mueven, voces que se graban junto a la música del compositor, apariciones de una mujer… asistimos así a una típica película de suspense o terror llena de clichés vistos mil veces, pero en este caso al final tendremos una sorpresa, cuando tras la intervención de un famoso médium sabremos los motivos y quien anda detrás de todos esos hechos fuera de lo común.

La película podría estar inspirada en un hecho real, al parecer el director de culto Demofilo Fidani era muy amigo de Silvio Amadio y llegó a contarle experiencias que había tenido de carácter paranormal, esto hizo que Amadio cogiera esas ideas para la película, o quizás parte de esas ideas, en el guion además colaboro Claudio Fragazzo, director de un buen número de películas de muy baja calidad. El resultado final lo calificaría como curioso, El médium no es de lo mejor del cine de terror hecho en Italia, pero merece al menos un visionado de todo seguidor del fantástico europeo.

En nuestro país, la película conto con hasta tres ediciones en vídeo, por parte de las casas Etiqueta negra, Norma vídeo y Kram, sin embargo en Italia no corren la misma suerte, y es una película de difícil localización.

viernes, 5 de septiembre de 2014

TABÚ / FUGITIVOS DE LAS ISLAS DEL SUR


TITULO ORIGINAL: Tabú
TITULOS EN ESPAÑA: Tabú / Fugitivos de las islas del sur
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1966
DIRECTOR: Javier Setó
REPARTO: James Philbrook, Seyna Seyn, Paco Morán, Franco Fantasia, Beni Deus, Carlo Tamberlani, J. Han, Pietro Ceccarelli

SINOPSIS: Un excombatiente de Corea, borracho y vago, conoce a una chica samoana que está ocultándose de alguien. Llega a la isla Yuwata un individuo que quiere apoderarse de la muchacha a toda costa y para conseguirlo...

COMENTARIO: Veinticinco largometrajes dirigió Javier Setó desde 1952 a 1969, año este en el que fallecía prematuramente con tan solo 43 años. Estoy seguro de que este señor nacido en Lérida, nos hubiese dejado muchas más joyas si hubiera seguido dirigiendo durante la década de los setenta, y es que en su curriculum lo que abundan son las comedias y el llamado “cine de barrio”, sin embargo nos dejó perlas como La llamada, una historia de suspenses y amor más allá de la muerte, y Viaje al vacío, un grandísimo pseudo-giallo.

El caso que nos ocupa no alcanza el nivel de esas dos perlas, pero si resulta un buen producto de entretenimiento, co-producida entre España e Italia y con un reparto en el que nos encontramos caras conocidas de ambos países, pero que protagonizan sobre todo el americano James Philbrook y la bellísima Seyna Seyn, el primero tras un comienzo en el mundo de la televisión acabo haciendo cine en nuestro país, lo podemos ver en perlas como El asesino no está solo o El sonido de la muerte, mientras que a Seyna la podemos ver en films como Agente S3S, pasaporte para el infierno, Flashman o El mundo de los sentidos de Emy Wong.

La película es una mezcla de aventuras selváticas, acción y pequeños toques de comedia, está rodada en Málaga y Alicante, donde se recrea a la perfección un pequeño pueblo de marineros situado en alguna remota isla, allí vive un marinero que se emborracha todos los días y no quiere saber nada de las mujeres, hasta que un buen día descubre en la playa a una joven semi-inconsciente a la que presta ayuda. Los problemas no tardan en llegar, ya que a la isla y buscando a la joven llega el tirano de turno… lo que provocara que la pareja y un par de amigos huyan por mar, buscando la isla donde nació la muchacha.

Como digo, se trata de un producto menor, pero muy entretenido, que cuenta con una maravillosa fotografía y donde casi todo transcurre al aire libre, merece sin duda al menos un visionado y la recomiendo a todo aquel que guste de cualquier producto europeo de aquellos años. En internet, leo que la película fue distribuida en el mercado americano por la Troma, ¡qué cosas!